Hacerme cargo...

Voy rumbo a su casa, con la mejor cara de idiota puesta, apretando entre los dientes bien mi cola, sin aquella camiseta cristiana con la palabra víctima estampada, apuro el paso. A la vez espero, 1. Recordarme que tenía algo mejor que hacer. 2. Una llamada importante. 3. Que empiece a llover. 4. Que me asalten o me maten. De las cuatro la primera la descarto, es estúpida en mí, la segunda igual de absurda, creo que las otras dos serían las de mayor probabilidad en este país aunque igual si lloviera o no tuviera dinero seguiría mi ruta. Al final de cuentas la lluvia ayudará a limpiarme un poco y no voy a comprar amor como para que una billetera me detenga.

Este camino me parece conocido, aunque seguramente no es el mismo en el que anduve corriendo meses atrás. Preparo mi argumento: hola que tal? se puede? cómo estas? aquí mira, bla bla bla, yo venía por que ... sabes que todo lo que paso... quizá exageré... te recuerdas de aquella vez... yo te dije... tu me decías... pero como el tiempo... las tretas... cosas del destino... era difícil... éramos dos niños... igual no importa... mi conciencia... bla bla bla bla ..... Mucha palabra y quizá no diga nada, quizá no le importe, ni siquiera yo creo que deba hacerlo por que es un asunto de vida o muerte, no vamos a recuperar nada, absolutamente nada y a sabiendas de eso ando caminando listo para correr el peligro de volver a caer en sus manos, en sus labios, en este juego de tres, de cuatro, de veinte, quien putas sabe hasta donde terminan esas cadenas de destrucción que inician con un mal amor.

La vagancia suele ser un peligro, si hubiera estado ocupado no habría prendido la tele. Esa mierda de “El Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos”, esa puta canción de U2 one love, one live..., esa vulnerabilidad de siempre para que la vida se joda y se enturbie con un libro, una canción, una película, una conversación.

Aquel cuestionamiento tenía todo el valor, ¿Qué hubiera hecho si me decías que te habían echado de tu casa?, no se, sinceramente no tengo idea que habría hecho, no tengo idea si te llegue a querer por quién eras, o por las circunstancias. Decime, lejos de la lucha, en el descanso habría tenido sentido nuestro “amor”? Talvez los sabías y ese fue tu motivo.

Me diste una excusa y yo en vez de entenderla, poco más y te dejo un billete de cien por el tiempo compartido, la rabia era demasiada para entender de sacrificios, la frustración tan amarga como para entender nuestros actos y las consecuencias. Nunca estuvo en nosotros la cabeza. Sí, quizá te quise con el corazón o con la testosterona, con el capricho o las verdaderas ganas. No es momento tampoco de ponerme el rótulo de culpable, si tras algo voy con mi deseo de hablarte no es de pedirte perdón, ni llevarte de vuelta a casa, quiero tan solo un poco de culpa, quiero la mitad de desastre que me merezco, todos fuimos víctimas y victimarlos.

Por eso nunca recuperé la calma, te mandé a la mierda y cerré mis oídos y la razón a cualquier argumento, te coloqué una condena y me canonicé como mártir. Hay que hacernos responsables de las culpas, hay que entender los actos, ponernos en los zapatos del otro, la paz no es del herido ni se basa en un estrechón de manos y un abrazo. La paz es aceptarnos nosotros, las circunstancias y los actos. Por eso he venido, necesito tomar responsabilidad de mis casos, no tenemos un niño al cual tenga que ponerle mi apellido tan solo dos heridos xx que necesitan saber quiénes son sus culpables para poder ser enterrados con orgullo bajo un nombre.

No perdona, ni se reconcilia, ni olvida, aquél que no asume su culpa... quizá cuando toque el timbre o la puerta de tu casa, tú ya no me reconozcas.

“Dichosos los que olvidan todo, aunque tropiecen con la misma piedra”.
Nietzche.

buscando re-nombre.

Cuando el drogoconfeso esta apunto de morir siempre sale mas de algún comentario que lo rescata. Gracias.

Gracias por que a veces este blog se vuelve demasiado torpe, carente de todo, dispara basura y contamina la red. Por eso lo he querido matar ya varias veces pero no me atrevo, se ha vuelto como mi diario, un trozo de autobiografía o quizá una muestra descarada de mi proceso puberto por alcanzar cierta madurez escribiendo, que digo escribiendo si ni siquiera a vivir he aprendido.

Guardo de mi blog muchos comentarios que han hecho de este blog algo mas grande, lejos de quedarse en un espejo en el que yo me miro lo que me gusta es que se vuelve ventana Últimamente quise cambiarle nombre al sitio. No más drogoconfeso.

Resulta que ya demasiada gente me reconoce a través del personaje bloguero y esto complica dicho cambio. Argumentando mis motivos diré que últimamente tengo ciertos problemas contra ese aspecto de la drogadicción, nunca fui drogadicto y todos lo saben que aunque lo aparente no le entro de modo grueso a esa babosada y no tengo problema con su consumo, lo que si me enoja es ese montón de mara que para sentirse libre pensadora, artista o demás tiene que andar gritando a los cuatro vientos que fuma mariguana, se droga o cualquier estupidez de esas. Es como esos tipos que tienen que andar contando su vida sexual y argumentando la perdida temprana de la virginidad para sentirse hombres.

Abundan blogs con personajes declarada y exageradamente drogadictos. Yo no soy uno de esos, como muchos saben el nombre es un tributo a Charly García...

[paréntesis]
Charly solía ser mi dios, era como la imagen del artista que yo quería ser, junto con, lógicamente Kurt Cobain y algunos otros. Ahora me replanteo a todos mis “héroes” ya que quizá mucho de ellos me a influido para tener esa mierda de subconsciente tan autodestructivo que tanto me chinga la vida. Quizá han sido malos ejemplos o quizá solo he aprendido de ellos aquello que debía obviar.
[cierro paréntesis]

continúo... no me drogo, casi no bebo ni fumo. Drogoconfeso no es un alarde niñon y payaso para sentirme artista. Ni siquiera soy un artista, solo soy un campesino que no tiene tierra y no le queda mas que ponerse a cultivar en un papel. Muchas veces el solo poner la palabra artista, escritor o intelectual trae un chingó de clichés arrastrando (De las tres estoy mas cerca de sentirme escritor y un vergo lejos de sentirme intelectual, ahora eso de artista no se a ciencia cierta que significa)

Me gustaría estrenar nombre, pero el drogoconfeso ya se volvió parte de mi vida austera.

Nuevamente gracias por los comentarios y aunque no vean muchos míos siempre leo pero muchas veces no tengo nada importante que decir. Si por algún tiempo no posteo es por lo mismo. Gracias.

POESIA vrs CHINIQUE


Por si alguien anda aquí todavía, mañana (jueves19) vamos a estar echando bailongo y poemitas en el Teatro Tras Bastidores del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, a las 18:00 horas, poesía, música, audiovisuales y sabroson popular.



Proyectarán: alejandro españa, julio serrano y rodrigo calderón.



La casaca corré a cargo de: el duffman luis alejos, don guayo silva, la chicaborges lorena flores, claudia navas, ariel alvarado, el residente sin carro julio serrano, y visitandonos desde la muy leja tierra quetzalteca, carmen alvarado, martín díaz y marvín garcía.

aaa y por supuesto la mancha que escribe y los invita



les dejó el videin para que se den una probada y se animen...



y si no pueden el jueves andaré el sábado con la gente de SOPA, la info de ese eventin mirenla aquí, el fantasma esta de regreso.



R E C O N S T R U C C I O N


Bisturí, luz, disección en el tórax, intervención medular luego, reestablecimiento de las conexiones y cableados internos, solicitar un propulsor modelo 07 para la ahorta izquierda. Conexiones cerebrales en óptimo estado, pequeña interferencia en el hemisferio izquierdo. Chequeo de sistema nervioso: cortos circuitos producidos entre los cruces de vías de comunicación, dos canales de fibra presentan daños en su parte exterior.


Cansado de mucho de mí, vuelvo al monólogo inconsciente, al palabrerío sin objetivo alguno. Abandono, ves, todo, con ganas no fuera nada, no dijera nada y en silencio me interpretaras todo.
El ejercicio rutinario de sentarse frente a una máquina a escribir, ¿qué? cualquier porquería, lo que salga no importa. Yo aquí en papel no importo, importo el Yo en devenir, el que se mezcla, se esfuma y se diluye como siempre en tus pequeñas manos. Aunque quiera dejarme agarrar, regalar cadena, prisión y candado, algo fugitivo siempre me escapa, yo me rapto de mi mismo y allí me tienes nuevamente huyendo al juego de la misma manera que lo haría hace, va, ni siquiera de tiempo recuerdos tengo. Solo sé que soy el sabotaje de mi mismo, hasta ahora lo único que tengo son las migas que me he permitido, los destellos de instinto, las ráfagas de pasión. Todo lo demás son sueños existenciales.

Nadie dijo que fuera fácil estar con vida, la comida, el techo y la salud son superficiales, lo vergudo esta adentro, la crisis y la bomba. Hay que aprender a vivir como un kamikaze o un piloto suicida, caminar tranquilo día tras día y sobar el vientre, el pecho, tentarse el botón, mirar el objetivo frente a un espejo solo, o en una vitrina dentro de un centro comercial, tentar el botón, pensar en todo y en nada, acariciarlo, pulsarlo un poco y ponerle alto. Seguir caminando.

Frenético, paronoide y dramático, se qué te es difícil amor y lo siento, siento ser tres tipos en uno solo, aunque ninguno de ellos baste. Soy la lucha de mi mismo, la fiera domada con balas de anestesia moral y culpa psicológica. Soy mis restos, mi propia carnaza destazada por mi subconsciente rapaz. A vos no te he dejado nada, nunca oportunidad te di para probar un poco de esto. Si no fuimos felices es porque yo no me firme el permiso. Mira nena cuantas veces digo “yo” para hablarte a vos.

Tomemos punto A: el tiempo, punto B: las malas elecciones. Respecto al tiempo verás que nuestras agujas nunca coinciden en un número, cuando vos sí, yo no, cuando los dos sí, el miedo. El puto miedo a querer, recuerdas aquel poema?, claro que no, el miedo fue tan grande que nunca te lo dí. Punto B, siempre deprisa, tomando la primera opción del menú por miedo (hagamos de él, factor común) a que el mesero se desespere y nos deje sin plato, comiendo lo barato, lo mismo de siempre por que no tenemos paladar ni agallas para probar algo nuevo. Nunca coincidimos, el amor no es algo preestablecido, el amor ni siquiera se crea, quieres que te lo resuma?, es solo cuestión de estar los dos en el momento exacto.

Este suicida te recomienda: El Efecto Mariposa y Muy Parecido Al Amor. Somos tres tipos en uno te dije, estos gustos son culpa del segundo, ese que quizás vos adoras y yo odio.

Imposible buscarse, aún suele ser más fácil tocar tu puerta que encontrar la mía. Hoy desisto, mando a la mierda el sueño de encontrar en mi genoma las razones de mi vida. Las líneas de mis manos no dicen nada. Paso uno: déjame pulsar el botón de mi bomba; paso dos: te propongo hacerme de nuevo. Mientras yo me ocupo de lo interno, vos podes arreglarme el cabello, comprarme pantalones nuevos, encremarme la piel, tonificar mis músculos.

Detente un momento en el reloj y dame tiempo de que te alcance, “espera un poco, un poquito más”, yo me encargaré del resto.

Nadie dijo que vivir solo será fácil, por más que me reconstruya temo ser un androide que siempre guardará una bomba en el pecho, necesito tus manos para poder desarticularla poco a poco. Cuestión de costumbre, de tener motivos para resistir al tiro suicida. Detrás de todo gran hombre, déjame corregir eso, a la par de todo gran hombre siempre hay una gran mujer... Ozzy no sobreviviría sin su esposa, quiero que vos seas mi Yoko Ono, mi Curney Love, no importa que me suicide o vos me mates al final... eso se lo dejaremos a los medios.

Intentémoslo, cuestión de instinto y de apostar.

Buscándome

Ando buscándome y no me encuentro, si la frase es de alguien que lo siento pero en este momento no recuerdo a quien atribuirle los derechos.

Hablemos de identidad... alguien me pregunto hace poco que significaba mi apellido a lo cual yo respondí que solo sabía que era alemán, el comentario provocó risas ya que como sabrán quienes me conocen de bavaro no tengo nada. Sé que mi bisabuelo vino de Alemania, que mi abuelo abandonó la casa y que yo soy tercera generación de esa sangre, digamos pues que tengo el gen tan puro como guaro cuarteado con 7-up.

Muchos habrán visto alguno que otro Woltke en los medios, yo no tengo nada que ver con ellos, si somos familia ni los conozco. Mi apellido no es de elite, soy vecino de la zona 18 y viajo en bus, suena elegante y de prestigio no? pero al fin de al cabo los nombres nunca dicen la verdad. Volviendo al punto este sobre Identidad, me hubiera gustado tener apellido indígena y mas que esto hubiera querido pertenecer completamente a una raza digamos que para facilitar las cosas y sentirme reflejado en algo.

Digamos que soy mestizo entonces, que mi sangre es el cruce de un montón de razas e historias, como mestizo soy un fiambre, una orgía de emigrantes, esclavos y explotadores, letrados y analfabetos. La historia que se teje atrás mía queda también como un crucigrama donde las líneas se atraviesan unas con otras sin encontrar sentido y las cuales a pesar de su cantidad en conjunto no dicen nada.

No me explico que es ser guatemalteco y tampoco quiero serlo. No me siento tampoco ciudadano de otro lugar, a puras penas conozco El Salvador. Sentirme parte de un país, es sentirme parte de una familia, y tener mis obligaciones para con ella. Los únicos lazos que me unen a esta tierra y a esta sangre son las situaciones, espacios y tiempos bajo las que me engendro de tal manera que todos estos elementos no me definen sino que tan solo me dan contexto. Me retienen en un momento pero no en toda mi vida.

Al final de cuentas agradezco no tener una raza clara, tampoco me interesa sentirme guatemalteco, mucho menos identificarme en alguna parte del tronco genealógico. No tener una línea clara de historia tras mis espaldas me da la libertad de buscarme donde se me de la gana, no me obliga ni me ata a ciertas tradiciones. Nací por supuesto dentro de ciertas fronteras, bajo las que mi familia me moldeo con un parámetro hecho bajo cierta historia que quizá ni ellos entienden. Ser mestizo y desconocer la mayor parte de mi procedencia es mi coyuntura para buscar mi propio sentido, no tengo muchas cadenas que romper y eso se agradece.

Creo que mi historia es la que yo quiero que sea de tal manera que puedo omitir los elementos que se me den la gana y aportar otros, mezclar apuntes mitológicos y quizá algunos hechos de trascendencia universal. Por ejemplo a mi me importa un pepino Mayo del 68, pero valoro y marco mi tiempo a partir de este último Mayo del 2008, un poco egoísta quizá, me interesan más mis pequeñas revoluciones bajo las cuales voy armando lo que busco ser que el resto de acontecimientos en los que nada tengo que ver. De esta manera la historia que me forjo me hace parte de aquello a lo que yo quiero pertenecer y no de aquello a lo que fui traído sin yo saber.

Uno corre en el camino de la historia que quiere caminar, eso de las fuerzas dialécticas solo me parece una excusa para hacernos mártires de un destino y esclavos de una corriente que no podemos desviar.

Perdón sin peco de miopía y egoísmo, me ando buscando dije anteriormente, quizá profanando, menospreciando, y equivocándome me encuentre.

non grata


Dos niños jalan una correa para ver quien tiene mas fuerza sin importar sin en la lucha la misma se rompe. La correa esta hecha de palestinos e israelíes.

No sé de política, por eso no escribo mucho bajo esos tintes. Hasta hace poco confundía a Marx con Bakuning, solo para que se hagan una idea de mi falta de preparación para el tema.

Igual opino hoy, y me rehusó a felicitar a Israel por sus sesenta años. No se puede aplaudir el “desarrollo” proclamado por la directiva de una nación que subyuga a quienes también tienen derecho sobre su tierra. Mientras siga habiendo víctimas de ambos lados a causa de las desiciones de sus lideres, no se puede festejar ningún estado por que dicho sistema nunca a triunfado mucho menos funcionado. El primer triunfo sería el reconocimiento y nada más.

El terrorismo no es más que los efectos de políticas represivas. Uno solo se inmola cuando no tiene nada que perder, sino se tiene comida, si se carece de garantías de salud, si se vive sabiendo que en cualquier momento un ataque pude volar en pedazos el hogar y la familia; se vuelve tan fácil morir por una causa en la que quizá ni se crea del todo. Aquí hay dos pueblos mártires de sus dirigencias obstinadas y fanáticas, a muchos les daría igual compartir la tierra a cambio de un poco de estabilidad. Padecen bajo luchas que no les pertenecen al igual que miles de indígenas guatemaltecos bajo ideas que les eran ajenas.

El momento en que se reconozca el estado palestino será el día en que podamos abrazar también al estado de Israel, ni siquiera hablo de una coexistencia que suena a demasiado pedir. Como escucharía en estos días: Nadie será libre hasta que todos seamos libres.

Aunque a ellos no les importe mi opinión, yo no felicito algo que no se ha logrado.